lunes, 26 de septiembre de 2022

¡ECOS DE SIGLOS!

  

Este olivo, varias veces centenario, no articula palabras; lleva en su piel estampada letra; en lo profundo de su alma los miles aconteceres de largas vivencias.


Hay ecos de siglos que el olivo guarda como rica biblioteca, una historia indeleble impresa en tocón, ramas y corteza, una imperceptible y vieja historia interior que es forjadora de leyenda. 

Conserva la memoria del hombre y sus cuidados, podas y limpieza, el uso del corvillo y el destral que infieren profundas cicatrices y restañadas turgencias, el vareo de la negra aceituna y laboriosa recogida una a una, "a uña", dicen en esta tierra.



Mantiene en su existencia longeva  recuerdos de heladores días invernales, tórridas jornadas de estío, estrelladas floraciones de primavera, plácidos días de otoño cuando el verde fruto señorea. 


 

sábado, 27 de agosto de 2022

LA QUERENCIA DEL LUGAR

 Estamos junto al menguado arroyo de la Dehesa donde la sombra del tupido y rico bosque alivia del tórrido sol de un verano interminable. 






Estrecha y empinada senda, en la margen izquierda del arroyo, conduce hasta el haya más meridional de la península entre alisos, robles, castaños, madroños y verdes helechos.

 En medio de expedito  reducido espacio de   especies arbóreas y sotobosque,  el majestuoso porte del haya luce blanco tronco y verde follaje iluminado bajo límpido azul cielo. La esbelta, solitaria y relicta figura sorprende en paisaje tan sureño con influencia térmica mediterránea, aridez estival, suelos silíceos y tan alejada de los hayedos del norte y centro. 




La sobrecogedora y seductora soledad de la especie acompaña la del entorno en una mañana de silencio apenas interrumpido por el espaciado canto de insectívoros y el casi imperceptible hilo de agua que se desliza entre las rocas cercanas.





sábado, 30 de julio de 2022

PASEAR LA VERA...

 

Al sur de la Cordillera Central,  “osamenta pétrea que divide las mesetas”, hay lugares donde  el clima saludable, cielos azules, verdes bosques, pastizales y roquedos, gargantas de virginales aguas y rocas mil veces moldeadas,  pueblos y cultura, crean una atmósfera idónea para el disfrute de los sentidos

Pasear por  pueblos de atractivos rincones engalanados de vistosas flores, contemplar sus paisajes de cercanía, divisar lejanas perspectivas, disfrutar las  aguas de las numerosas gargantas, ver cultivos de frutales, pimientos o tabaco, visitar  monumentos emblemáticos (Yuste, iglesias monumentales, palacios, Parador Carlos V, la arquitectura  sin arquitectos que dijera Don Miguel…) es solaz para el espíritu.































domingo, 19 de junio de 2022

DONDE MEDRA LA MONTÉS

 Sobre las elevadas cimas de la dura cuarcita y pastizales de altura, entre los grandes canchales que la ocultan, en las increíbles pedrizas por donde se desplaza, entre las verdes frondas y limpias aguas, asomada al vacío, en solitario o en manada, la Capra pyrenaica, la montés, medra en los hermosos paisajes de la Peña, Batuecas y áreas aledañas.