miércoles, 16 de enero de 2019

FOTOS AÉREAS


La emigración hacia las ciudades y el extranjero ya se había iniciado cuando se realizaron estas fotos aéreas. No son las del vuelo americano de 1957 donde el territorio cultivado ocupaba una superficie mayor que la que aquí se muestra. Estas fotos fueron tomadas entre 1973 y 1986 pudiéndose apreciar una serie de parcelas abandonadas, tanto en una imagen como en la otra.

Cualquier natural de San Esteban puede identificar perfectamente una de las fotos. La otra es un poco más complicada sobre todo teniendo en cuenta el estado actual. Fijaros en la sucesión de paredones tan impresionante que nos ofrecen estas estampas y tal vez encontréis alguna pista.


Si rastreáis en fotos actuales que he introducido en facebook o en el blog tal vez consigáis saber de qué paraje se trata al tiempo que veis la evolución sufrida. Hay más indicadores...


lunes, 14 de enero de 2019

TERAPIA...


Parece que fue ayer cuando lo que hoy son robles, castaños, quejigos, alcornoques y denso matorral entre grandes rocas, hace varias décadas fue una sucesión de paredones que sorteaba los bloques rocosos serpenteando ladera arriba. Allí creció la vid, olivos, frutales y se irrigaron productivos huertos en pequeños bancales.

Aún recordamos el arreglo de caminos, el recebo de las parras, la tarea de sarmentar, la recogida de almendras, las uvas de Jerez, los ricos higos de la pequeña higuera junto al manantial y cómo no, las  vendimias con los cestos paredón abajo y las caballerías descendiendo con pesadas cargas por las estrechas veredas.

Hollar esta tierra entre el inextricable matorral es hoy una aventura y ubicar los lugares a donde tantas veces fuimos es ardua tarea.


Muchas veces nos hemos preguntado cómo, ante la hostil apariencia de este paisaje, el hombre primitivo pudo asentarse, algo que es indudable por la huella milenaria que dejó tras de sí y, cómo el del siglo XX llegó a aprovechar hasta el más pequeño de los ostugos entre los granitos. ¿Hubo presión demográfica y  ante la necesidad encontraron aquí lo necesario para vivir? ¿Sintieron una especial querencia por esta ladera protegida?

En tiempos recientes hemos conocido personas con edad que a diario visitaban y trabajaban este territorio; otros, sin tierras ya que cultivar, sentimos una especial atracción por este singular paisaje que a menudo escudriñamos y que tantas emociones  nos provoca; es terapia,  purificación...



jueves, 10 de enero de 2019

HASTA RANDO

Despejado el camino entre San Esteban y el Tornadizo, los amantes del senderismo pueden disfrutar de un itinerario a través de ambas márgenes del río Alagón con un recorrido de 18-20 km, dependiendo de los atajos que tomen.

El itinerario puede iniciarse indiferentemente en el Tornadizo o en San Esteban llegando hasta el puente de Rando como punto más extremo. Desde nuestra óptica personal lo ideal es hacerlo en sentido opuesto a las agujas del reloj.

Si se comienza en San Esteban, lo mejor es seguir la Ruta de los Lagares Rupestres, enlazando posteriormente con la antigua calzada de Béjar a Tamames que cruza el puente de Rando y a no mucha distancia desviarse hacia el Tornadizo.

En imágenes mostramos una zona de alto interés para los entusiastas de los roquedos, sus formas y posible interpretación. Para quienes deseen conocer más sobre la Ruta de los Lagares Rupestres y sobre Rando les proporcionamos dos enlaces:
http://desdefuentesdeabajo.blogspot.com/2016/10/ruta-de-los-lagaresrupestres-donde-la.html
http://desdefuentesdeabajo.blogspot.com/2017/01/paisajes-con-historiarando.html







Erita Juan Bueno, margen izquierda del Alagón, desde donde se aprecian parte de los roquedales que se ofrecen a continuación

Puente de Rando.
















TERAPIA Y CATARSIS

Cuantas ocasiones había contemplado el lugar desde lo alto, me parecía lóbrego y cada vez más insignificante ante el avance del bosque galería.

Una mañana en la que ascendía la cuesta, al echar la vista atrás descubrí que lo oscuro se había transformado en escena luminosa, que el azul cielo se reflejaba en las aguas, que elevados troncos eran su compañía y que el tupido matorral los escoltaba...

Nunca sabemos cuál puede ser la influencia de una imagen, una palabra, una sonrisa, un gesto..., cuál su impacto anímico, cuál su valor estético, emocional, cuál su poder de purificación. Por ello, ¿no hay situaciones e imágenes que son terapia y catarsis a la par?





martes, 8 de enero de 2019

CAMINO DE EL TORNADIZO


Los trabajos de desbroce en el camino de San Esteban al Tornadizo han dejado una senda expedita con especial encanto incluso en esta época en la que la naturaleza parece dormitar.

La ruta  sigue la margen derecha del Alagón a  distancia que no impide sin embargo escuchar el rumor de la corriente, observar las grandes pendientes rocosas con áreas jalonadas de vegetación o el curso del río con pequeños piélagos y soberbias oquedades de erosión fluvial.

En camino poco transitado a veces domina el silencio, otras se escuchan los pasos de los viandantes, su conversación, el trino cercano, el gruir lejano de las grullas…, todo en bella naturaleza  que  respira paz.

Interesantes son las perspectivas sobre Bajenoso, Era Genal, Valmedroso o Prado Concejo; llamativas las paredes de los cercados y huertos abandonados junto al regato Verdugal donde el pasil sobre el mismo reclama pronta restauración.

*Si en lugar de realizar la ruta siguiendo la carretera desde el Chorrito hasta enlazar con el camino,  bien en el Puente Nuevo o un poco más adelante en la pista del Río Arriba, se realiza desde la parte inferior de San Esteban hasta el puente medieval y se continúa por la antigua ruta, por la Viña el Río, este itinerario adquiere más alicientes y el tramo de carretera disminuye.

Tened en cuenta que el paso más primitivo del río, anterior al puente medieval, se encontraba en las Pasaderas, aprovechando un vado del río que queda frente al inicio de la cuesta del camino de la Viña el Río. Por otro lado, la antigua vía, hoy cerrada, llegaba hasta la curva del Volcán paralela a la actual carretera.

Las imágenes siguen el camino antiguo:










miércoles, 2 de enero de 2019

POR LAS CÁLIDAS TIERRAS DEL HITUERO


En esta cálida ladera de interminables bolos graníticos, de robles y matorral que todo lo engulle, hace siglos  se desarrolló una muy importante cultura cuya huella aun pervive. En estas tierras, probable mojón de viejos reinos, primitiva minería horadó el duro cuarzo, el hombre  cazó el oso allá por el siglo XIV, el del siglo XX cultivó hasta el último rincón, el mismo  hombre que gradualmente lo abandonó.


Ante la presión humana, la cigüeña negra emigró de estas peñas, los buitres en manadas tomaron posesión de las mismas mientras jabalíes y corzos se adueñan de los antiguos campos de labor.