lunes, 28 de diciembre de 2015

ESTAMPAS SERRANAS

Jornada gris de lluvia suave, nieblas de altura y tarde de viento.

Amaneció el día con el suelo mojado y posteriores lloviznas que hacían presagiar una estupenda jornada que paliara la acusada sequía. Duró poco la alegría del labriego que vio cómo la tarde se traducía en viento y no llegaba la deseada lluvia. 

A estas horas con la calma del viento llueve de forma copiosa, corre el agua por las calles, las chimeneas de algunas casas humean, hay olor de humo y asado y el silencio  de un pueblo que dormita al son de las canales y el agua que se precipita..














No hay comentarios:

Publicar un comentario